• La principal idea en la que nos orientamos es que nuestras empresas puedan trabajar, y que el impacto producido por una caída del sistema sea el menor posible, para ello nada mejor que tener un equipo técnico y humano con experiencia que nos permite realizar proyectos “llave en mano”.
  • Una vez realizada toda instalación el soporte del día a día se hace imprescindible, por lo que un equipo amplio de personas es fundamental.
  • Para todo esto disponemos de un taller cualificado nos permite finalizar el ciclo de soporte que toda empresa en la actualidad necesita.